Encuentra el nivel de protección ideal